Biografía
parte 2

por  Fabián Apólito
 

EL CINE

Luego del éxito de la película "El Club del Clan" y otras apariciones pequeñas en el cine como en "Un viaje al mas
 allá", "Buenas noches, Buenos Aires" y "Convención de vagabundos", y de acuerdo al suceso arrasador de "Sábados
 Continuados", el director  Enrique Carreras, contrata a Palito y Violeta en una película como protagonistas absolutos.
 El estreno de "Fiebre de Primavera", en 1965 dejaba paralizada a toda Mar del Plata, las ventas del long play del
 mismo nombre arrasaba en todas partes y las boleterías de los cines daban motivos a continuar con su imagen en la
 pantalla grande de la mano de Enrique Carreras.  La taquilla cinematográfica seguía con películas como
"Mi primera novia", donde conoce a su futura esposa y madre de su hijos, la actriz Evangelina Salazar.


 Palito firmando
contrato para
filmar El Club
del Clan, en 1964


En las plateas del cine, Palito Ortega y
Violeta Rivas esperan el comienzo de la
película "Fiebre de Primavera", en Mar
 del Plata, estreno de Febrero de 1965.


 Palito y Evangelina en
 las plateas del cine, por
el estreno de "Mi Primera
Novia", Marzo de 1966.

 En cine también filmaba "Quiere casarse conmigo?", "Un muchacho como yo", "Amor en el aire", "Viva la vida",
 "Corazón contento","La sonrisa de mamá" y tantas otras de gran éxito, compartiendo rubro cinematográfico con
 artistas famosos como: Graciela Borges, Carlos Balá, Armando Manzanero, Rocío Dúrcal, Tita Merello,
 Hugo del Carril, Luis Sandrini, Niní Marshall, Mercedes Carreras, Juan Carlos Altavista, Soledad Silveyra y
 Libertad Lamarque, entre tantas otras estrellas...
A fines de los años sesenta, Palito desea escribir música para cine, pero también comienza a tentarse con dirigir
 cine y aprender del maestro Enrique Carreras.


Palito y Ringo Bonavena,
quien también grabó un
hit escrito por Ortega, la
canción "Pio, Pio Pa".


 Tres cantantes: Horacio
Ascheri, Néstor Fabián y
Palito Ortega, brindan en
un cumpleaños de Néstor.


Palito Ortega junto al cantante
chileno Antonio Prieto, en uno
de sus famosos musicales:
"El Show de Antonio Prieto".

EL AMOR EN LA VIDA DE UN IDOLO

Un 25 de Septiembre de 1965, Palito ve por primera vez a Evangelina Salazar en los preparativos del rodaje de "Mi
 primera novia", y como bienvenida le regala una caja de bombones con pocas palabras y gran seriedad, para luego
 desaparecer por un pasillo que daba a los camarines de los estudios de Argentina Sono Film.


Palito Ortega en una sesión de fotos promocionales de Rca Víctor

  Pero lo curioso de este romance es que Palito no quería a una actriz desconocida para el rol de la primera novia, él
 esperaba a una actriz como Marilina Ross u otra con trayectoria, aunque Enrique Carreras veía en Evangelina a la
 actriz exacta por su belleza y su rostro angelical. De parte de ella, lo increíble era que tiempo atrás, no entendía
 como su madre se sentaba frente al televisor para ver al Club del Clan y cantar sus canciones, ya que no solo no se
 sentía atraída como otras jovencitas por los  nuevaoleros, además criticaba al joven tucumano porque no le gustaba
 como cantaba. Evangelina había trabajado en un teleteatro de éxito en el año 1964, titulado: "Señoritas alumnas",
 que escribía Abel Santa Cruz, pero no era una actriz famosa todavía...


Evangelina logra un éxito
 televisivo en el año 1967,
con "Jacinta Pichimahuida".


 Evangelina, en una foto
del film "En una playa
junto al mar", de 1971.


Otra escena de "En una playa
junto al mar", donde trabaja
con el cantante Donald.

Luego del éxito de Fiebre de Primavera, Carreras debía elegir un libreto acertado para darle a Palito el debut
 verdadero como protagonista absoluto de un film y se decide por una nueva versión de "Adolescencia", que habían
 realizado en cine Mirtha Legrand y  Angel Magaña, así crea "Mi primera novia", con el agregado de muchas
 canciones, picardía y suficientes ingredientes de la nueva ola...
 A solo un mes de la filmación, Palito no tarda en invitar a Evangelina Salazar a salir y declararle su amor.
Luego de eso Evangelina confiesa estar de novia con Palito en una nota de la revista "Gente", reporteada por
Tito Jacobson a comienzos de 1966. Los novios pensaban en la boda que se postergaba por la película "El rey en
 Londres", ya que Palito debía filmar en Inglaterra junto a Graciela Borges, aunque a su regreso ya estaba
la fecha sin más postergaciones...


Palito Ortega y Evangelina
antes del casamiento 1967.


La pareja despúes del
 casamiento, año 1967.


Palito y Evangelina en
1969, foto revista "Gente".

EL CASAMIENTO

La despedida de solteros se hacía un 24 de Febrero de 1967, cerca de Ezeiza, con un asado al que no faltaron los
 mejores amigos y festejos con huevos y harina.  Palito culminaba el festejo dentro de una canasta y en la puerta de
la casa de Evangelina.


Palito luego de la despedida
de soltero, termina en una
canasta en la puerta de la
casa de Evangelina.


 Los novios firmando en el
Registro Civil el día 27 de
Febrero de 1967, ante una
multitud que los esperaba.


Palito Ortega y Evangelina
Salazar recién casados y muy
emocionados, son fotografiados
 antes de salir del Registro Civil.

La ceremonia del Civil se llevó a cabo el lunes 27 de Febrero de 1967, a las 19.15 hs, en el Registro Civil de la calle
 Arcos 1950 en capital, pero la euforia popular demoró todo con multitud de gente por las calles que querían ver a
la famosa pareja.


Desbordes en la despedida
de soltero, Palito lleno de
harina y Delfor iniciando
un festejo inevitable.


Palito y Evangelina emocionados
en la ceremonia religiosa que
televisaba Pipo Mancera con los
máximos índices de audiencia.


La emoción seguía con
la llegada al  salón de
 los novios entre la
euforia y los aplausos.

 El jueves 2 de Marzo de 1967, se casan en la Abadía de San Benito (barrio de Belgrano), boda que se transforma en
 un acontecimiento social. De parte del novio,  el padrino fue el mejor amigo de Ortega, el jockey Irineo Leguizamo
y la madrina fue la madre del actor y por entonces cantante Rolo Puente, que era directora de revistas de fotonovelas.
 De parte de la novia, los padrinos fueron sus tíos de apellido Andó.


El saludo de los novios a
 los presentes, luego de la
emocionante Marcha Nupcial
del ingreso a los salones.


Portada de la revista Así
de Crónica, como tantas
otras dedicadas a la boda
popular de Palito Ortega.


Los flashes de las fotos
iluminaban el salón de la
fiesta. En la foto la felicidad
de los famosos novios.

Pipo Mancera se encargó de la televisación en directo en un programa especial,  logrando los más altos picos de
 audiencia y los medios periodísticos estaban encabezados por el diario Crónica, que lograba una tirada espectacular
 de ejemplares que luego cubrían medios de todo el país y el mundo.


Palito Ortega y Evangelina Salazar
en la Abadía de San Benito durante
 la ceremonia religiosa.


El vals y el beso de los
 novios para miles de
 fotos de todo los medios. 


Palito emocionado le
canta a la novia "Un
 muchacho como yo".

Los cordones policiales no alcanzaban y la histeria de la gente por ver a los novios provocaba avalanchas peligrosas
 que eran difíciles de controlar. Cuando las muchachas vieron a Evangelina con su bello y blanco ajuar lloraron, ya
 que sin dudas la novia representaba el sueño de la dicha y la felicidad que todas querían alcanzar y más aún
con un noviazgo que el público vio nacer y siguió en detalles, caso parecido a lo que ocurriría días después con la
 boda de Violeta Rivas y Néstor Fabián, dos acontecimientos que no volverían a repetirse en la historia del espectáculo
 argentino, de acuerdo a la popularidad y a la atención general de todo un país, con repercusiones internacionales.


Los padres de Palito felicitan a la novia.


  El brindis de la famosa fiesta.

 La fiesta fue en los salones del Tiro Federal Argentino, con más de 600 personas invitadas entre familiares y famosos,
 la orquesta estaba a cargo del maestro Oscar Toscano, que recibía a los novios con la emocionante Marcha Nupcial,
 tocada por 20 solistas.


La felicidad en el rostro de los famosos
 novios en una noche inolvidable.


  El beso antes de cortar la torta de
cinco pisos y un peso de casi 18 kilos. 

La torta de bodas medía más de un metro y pesaba unos 18 kilos, con 5 pisos y 25 mozos que rodeaban las mesas del
 salón. Palito le dedicaba a Evangelina la canción "Un muchacho como yo", que le costaba cantar por la emoción y
 Violeta Rivas le cantaba a los novios canciones románticas para terminar la feliz velada.


Foto de Palito y Evangelina en
 la luna de miel en Acapulco.


Palito Ortega en una foto
comercial para los fans. 


El flamante matrimonio
estrenando el departamento. 

El viaje de luna de miel a Acapulco con algunas complicaciones, era un regalo de la compañía Rca Víctor. A su
 regreso los esperaba un lujoso departamento en Av. Libertador 4944, Piso 10 "A", de Capital Federal, frente
al Hipódromo.

ESTA BIOGRAFIA CONTINUA
   
Está página pertenece al sitio oficial de Violeta Rivas
Sin solicitar autorización, está terminantemente prohibido tomar material fotográfico
 o información de este sitio para otras publicaciones.